...

1 jun. 2011

Soy una gota de agua


por Natalia González

Hace unos días me entristecí al ver una de mis plantitas al borde de la muerte. Ha estado haciendo mucho calor y a pesar de que no le da el sol en la cochera, el clima esta muy seco y la plantita estaba por desfallecer. Le puse un poco de agua sin mucha esperanza de que reviviera pero no perdía nada.

Y Oh! sorpresa! Al regresar un par de horas después del supermercado vi con alegría que la planta efectivamente revivía y las flores volvían a estar de pie cuando habían estado colgando muertas de sed. Fue increíble ver el poder del agua en mi plantita… casi lloraba de la emoción!

Y es ahí cuando pensé: ya no voy a decir que pongo un granito de arena por mi país! NO! Ahora seré una gota de agua! Hace unas semanas escribí en mi blog personal:

“No sé si mi granito de arena llenará un vaso, una piscina o un océano… pero sé que mi granito vale oro porque esta puesto con el corazón! Y con un corazón mexicano!”

pero ahora rectifico: “No sé si mi gota de agua llenará un vaso, una piscina o un océano”.

El agua da vida, ES vida! Y eso es precisamente lo que los mexicanos en el extranjero queremos hacer por nuestro país: darles vida por medio de la esperanza! Una vida de paz! Porque poco a poco la vida de México se ha ido marchitando… se tiene miedo, angustia, desconfianza, rabia, impotencia.

Así que todos unidos, desde el Polo Norte hasta el Polo Sur, enviaremos nuestras gotas de agua para que México vuelva a la paz. No sabemos todavía cómo podremos apoyar, pero todos tienen ganas de hacer algo.

El primer paso fue la marcha del 8 de mayo. Luego tendremos que organizarnos y después empezará una lluvia de ideas para proponer planes y proyectos de acción. En Alemania, ya hay tres ciudades decididas a reunirse una vez al mes para dicho propósito. He tenido contacto con organizadores en España, EEUU y Canadá. Y poco a poco se están reportando de cada rincón del planeta y estamos buscando la mejor forma de organizarnos.

Estoy segura que nuestra unión motivará aún más este movimiento que apenas comienza. Es increíble ver a tantos mexicanos preocupados por lo que pasa en nuestro país y sobre todo comprometidos y dispuestos a trabajar.

Repito, no sé muy bien de qué forma podremos apoyar. Pero entre tantas gotitas, pronto formaremos chorros y fuentes que inundarán a México de energía, esperanza y paz!

Y para terminar una frase que me compartió una amiga al hablarle de mi idea de ser una gota de agua:
"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota." Madre Teresa

No hay comentarios:

Publicar un comentario